La clave de las startups catalanas: miden sus estrategias en eventos experienciales

Necesidades, problemas, exigencias. Al final todas estas palabras se pueden englobar en un término: carencias. Pueden ser de cualquier tipo, de distinta magnitud, afectar a las personas en mayor o menor grado y ser resueltas por las diferentes startups o empresas emergentes que, cada vez más, presentan soluciones innovadoras en un mundo donde todo parece haberse inventado.

No podía ser otra ciudad en España sino Barcelona, tan cosmopolita y llena de luz, donde las startups se han sitiado y formado su centro de operaciones. Más de 1200 startups hacen que sea la ciudad española más potente, y la quinta europea en esta materia o modelo de negocio, en una lista liderada por Londres, París, Berlín y Ámsterdam, de acuerdo con varios ranking internacionales reconocidos como EU-Startups y Startup Heatmap Europe, entre otros.

“La fuerza y la profundidad de los fundadores europeos está aumentando todo el tiempo, y nos esforzamos por ayudarlos a tener éxito a nivel mundial. Creemos que muchas de las próximas empresas verdaderamente transformadoras vendrán de Europa”, es parte del manifiesto de Atómico, reconocida empresa de capital de riesgo que ha financiado importantes startups europeas.

Los emprendimientos no paran de crecer y representan una fuerza laboral que difícilmente puede ser ignorada. En los últimos años han surgido estrategias innovadoras que con la suma de otras tradicionales hacen que las startups se posicionen y crezcan en el mercado. Esta fórmula resulta esencial y en este artículo tampoco la podemos omitir.

“Hemos sido testigos presenciales de cómo la última década ha representado años de cambios muy profundos en la forma en cómo nos comunicamos, nos mantenemos en contacto con amigos, nos entretenemos e incluso iniciamos negocios, todos impulsados por la innovación tecnológica”, recuerda el sitio web de esta empresa. Por ello estamos conscientes de que en estas ciudades se ha entendido, de manera temprana, que vivimos en la era del emprendedor y solo quien sabe qué hacer, y cómo hacerlo bien, no se extinguirá en este terreno tan competitivo.

En Barcelona, por ejemplo, la Generalitat de Catalunya a través de ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa, no solo ha identificado 1200 startups catalanas. también ha reconocido que estas generan 11 700 puestos de trabajo y facturan por término medio 1,2 millones de euros, datos que han sido extraídos de la actualización del directorio Barcelona & Catalonia Startup Hub, una plataforma digital creada por ACCIÓ para agrupar e identificar las startups de Cataluña con el objetivo de posicionar el ecosistema startup catalán en el mundo e impulsar la captación de inversiones.

“El directorio recoge empresas de un máximo de 10 años de vida, con modelos de negocio escalables, repetibles y aplicables en entornos globales y orientadas a un crecimiento rápido. De esta manera, se observa que el 23% de los trabajadores de las startups catalanas son extranjeros, mientras que en el caso de los fundadores es un 14% lo que proviene de otros países. Respecto a la edad, el 40% de estas startups tiene entre 3 y 6 años de vida, un 40% tiene menos de 3 años y el 20% restante entre 6 y 10 años. Destaca el hecho de que el 36% de fundadores de startups han creado previamente otras empresas emergentes”.

En lo concerniente a sectores o categorías, la mayor parte las startups se dedican a software de Internet y de móvil, aplicaciones digitales relacionadas con viajes y ocio, tecnologías de la salud y biotecnología. “El 39% de las startups utiliza tecnología vinculada a la industria 4.0 en ámbitos como el big data, la robótica, la simulación, el Internet de las Cosas (en inglés, Internet of Things, abreviado IoT), la realidad aumentada, la nube o la impresión 3D”, se indica en el sitio web de la Generalitat.

En relación con los modelos de negocio, el principal es el comercio electrónico, con un 29% del total, un 21% vinculado con el desarrollo y manufactura, mientras que un 20% con licencias de software, consultoría y agencia y la suscripción.

Ahora bien, ¿qué factores influyen para el crecimiento o cese de operaciones de todo este aglomerado de startups? Pueden ser varias, como por ejemplo no tener una propuesta de valor convincente, que no exista mercado suficiente, equipos débiles, falta de financiamiento, plan de marketing, entre otras.

De todos estos factores, hay uno específico, uno nada más, que puede ser solventado con la estrategia correcta, sobre la base de que cualquier plan de marketing debe ir de la mano o estar alineado a los objetivos particulares de cada startup. A modo general, si has creado tu startup para resolver necesidades o problemas de las personas, tu plan de marketing debe tomar muy en cuenta cuáles son esas necesidades y qué propone tu negocio para solucionarlas. La estrategia debe girar en torno a ello y para saber si estás en el camino correcto, debes medir.

Ahora, más que nunca, las cifras son necesarias, y las métricas cobran una importancia muy significativa, siendo necesario que formen parte de tu estrategia… Y sobre todo si eres una startup, ya que al funcionar en entornos online las métricas deben ser cuidadosamente elaboradas.

Los eventos experienciales y medibles son herramientas muy útiles dentro de cualquier estrategia, y es que un evento puede unir al mundo online con el offline y ayudar, de manera efectiva, a aumentar la visibilidad de las startups, estrechar lazos con sus clientes, atraer a potenciales, generar un excelente engagement, entre otros beneficios… Y al generar métricas con KPI’s (key performance indicator) específicos en muchos de estos objetivos podemos asegurar un ROI (return on investment) a las startups organizadoras, que, seguro, cumplirán los objetivos de los CEO más exigentes, y es que las startups exitosas siempre miden sus estrategias!

María Teresa Curcio
Copywriter en Limón y Menta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *