Encuentros cara a cara se perfilan como la mejor apuesta de las startups

Los mejores recuerdos están atados a experiencias memorables. De esa premisa, las grandes y más famosas compañías se han valido para organizar y apoyar eventos, de distintas dimensiones, para promocionarse. Conciertos, ferias, charlas y tantos otros a los que hemos asistido y nos vinculan más y en distinta medida a las marcas. Ahora les toca a las startups organizar eventos inolvidables y además medirlos.

Tradicionalmente, el marketing de eventos ha sido una estrategia especializada basada en el desarrollo de una marca y la conceptualización de experiencias memorables para el consumidor. Se busca ofrecer al asistente al evento una experiencia única, que le emocione y le haga identificarse con la marca. Se trata de ofrecer al consumidor del evento una imagen, con la cual pueda fácil y rápidamente conectar con la marca.

Hasta aquí, no hay ningún secreto. A través de los eventos, las marcas pueden mejorar su posicionamiento y crear vínculos perdurables con sus clientes. Esta estrategia sigue inspirando planes actuales de marketing y de los posicionamientos de startups o emprendimientos online, pero hay un ingrediente adicional que marca la diferencia en los nuevos modelos de negocio: las métricas.

Sabemos bien que las startups se mueven en el entorno online o digital, mientras que los eventos se desarrollan en el mundo offline. La conjunción de estos dos mundos, a través de los encuentros personales que se dan en los eventos, resulta muy atractivo para consumidores y organizadores porque se crea una experiencia, la cual bien organizada y con objetivos definidos, generará satisfacción en ambas partes, sobre la base cuantitativa que aportan los números.

La necesidad de generar métricas dentro los eventos forman parte de los más profesionales planes de marketing y la razón es simple, pero irrebatible: miden lo que necesites medir. En nuestro artículo anterior ya lo habíamos planteado: al generar métricas con determinados KPI (key performance indicator, en inglés) específicos, puedes asegurar un ROI (return on investment) a tu startup.

¿Y cuáles son estos indicadores? Dependerán de tus objetivos. Estos indicadores clave en tu negocio te permitirán medir el éxito de tus acciones. Los KPI “deben ser una radiografía del negocio y ofrecer ópticas que nos permitan tomar mejores decisiones pues tendremos datos en tiempo real, desde cualquier lugar en que nos encontremos, lo que nos permite tomar decisiones oportunas que deriven en un incremento en la rentabilidad del negocio”, señala el sitio web de Simetrical, compañía que ofrece a empresas diversos servicios asociados con métricas.

Eventos poderosos dependen de objetivos claros

Para los negocios y emprendimientos que solo utilizan el e-commerce, el hecho de producir eventos, en conjunto con otras estrategias, puede ayudar a dar un toque personal a una experiencia que de otro modo sería demasiado digital.

Bizaboo, importante empresa de tecnología de eventos, con sedes en New York y Tel Aviv, publicó recientemente un artículo en el que aborda cómo los eventos ayudan a empresas y startups, a acelerar el viaje hacia sus objetivos comerciales principales.

“De acuerdo con el informe de Benchmarks and Trends de tendencias de 2018 Event Marketing, la mayoría de los especialistas en marketing creen que los eventos constituyen el canal más sólido para impulsar los objetivos comerciales”, recuerda esta compañía.

Tal y como en el texto se argumenta, la clave es comprender qué tipos de eventos se deben usar. El tipo de estrategia de evento depende del objetivo final. Algunos ejemplos de marketing de eventos incluyen eventos experienciales, exhibiciones en stands de ferias, organización de cenas para aceleración de ventas, creación de conferencias de usuarios o clientes, entre otros.

Cada uno de estos eventos tiene sus propias fortalezas, las cuales se pueden aprovechar para identificar necesidades específicas, dentro de lo que podría ser una estrategia de marketing más grande. Deben ser perfectamente organizados y, por supuesto, contar con sus respectivos KPI. Y para que tal perfección se cumpla, rescatamos algunas de las claves que Kevin Jackson, una de las personas más influyentes del mundo de las agencias de eventos del Reino Unido y director creativo de The Experience is The Marketing, ofreció durante el encuentro Aevea&CO 2017, organizado por la asociación de Agencias de Eventos Españolas Asociadas (Aevea).

Por una parte, los eventos no deben ser solo buenos, sino asombrosos e impactantes para la audiencia. Esta misma audiencia es la que manda, por lo tanto hay que saber su opinión. Por otro lado se debe generar confianza en los clientes, lo cual se posibilita a través de esa interacción cara a cara que los eventos permiten. Y como se trata de eventos, no olvidar su premisa fundamental: crear emociones que conecten. Y por último, y no menos importante, hay que recoger todos los datos importante durante el evento. Así, nuestra propuesta es clara: conoce la cara de tus potenciales consumidores y de quienes ya son tus clientes. Escúchalos. Mide tu estrategia. Es la mejor apuesta que puedes hacer.

 

María Teresa Curcio
Copywriter en Limón y Menta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *